Prótesis Articulares

Cuando una articulación se encuentra desgastada, puede provocar dolor, falta de movilidad, inflamación y disminución de la fuerza. Existen tratamientos farmacológicos que se aplican directamente dentro de la articulación para disminuir la inflamación y/o mejorar su movilidad y funcionalidad. Cuando el desgaste es muy grande y los medicamentos ya no controlan el dolor, se recomienda un reemplazo articular.